Mila & María

Villena, 2014

 

“Yo solía pensar que era la persona más extraña en el mundo, pero luego pensé, hay mucha gente así en el mundo, tiene que haber alguien como yo, que se sienta bizarra y dañada de la misma forma en que yo me siento. Me la imagino, e imagino que ella también debe estar por ahí pensando en mí. Bueno, yo espero que si tú estás por ahí y lees esto sepas que, sí, es verdad, yo estoy aquí, soy tan extraña como tú”.

Cita de Frida Kahlo

 

Valientes mujeres y madres.

 

“No me miro (en el espejo) para ver si estoy bien o mal, sino solamente para saber si soy. Si sigo ahí. No sea que haya otra persona metida dentro de mi piel.”

Cita de Guillermo Cabrera Infante

  

  

 

Gracias por enseñarme tantas cosas.

 

 

 

 

DEDICADO A TI….

Llegaste mucho antes de lo que creí. Sin avisar…fuiste “agarrándote” a mí, eso sí, poco a poco. Te iba sintiendo, pero no te escuchaba, hasta que te apoderaste de mí.

Hubo un tiempo que viví más en la sombra que en la luz. Me resistía a tenerte, no te quería y cuanto más me resistía…más presente te hacías.

Me costó mucho tiempo escucharte, entenderte, descubrir para qué estabas aquí.

Te odiaba, quería que desaparecieras y más presente te hacías.

Empecé a darme cuenta que cuanto más te traía a mi presente, mejor te “portabas” conmigo.

Me fui dando cuenta que evitarte, no quererte tener, no era la mejor opción.

Creía que querías que desconectara de mi esencia…no me permitías seguir siendo yo, me sentía atrapada, encarcelada contigo.

Y al tiempo descubrí que llegaste a mi vida para salvarme, salvarme de mi exigencia, de mi rigidez, de mi  constante “hacer, hacer, hacer” sin sentir, de lo que ya no necesitaba.

Viniste a enseñarme a reconectar con mi autenticidad, a escucharme más, a estar más presente en mí…

Viniste para decirme que me descargara de cargas que no eran mías, de responsabilidades que no me tocaban.

Fue un tiempo muy duro, doloroso, incluso a veces incapacitante. Llegaste y acabaste con mi vida, FIBROMIALGIA. Y me demostraste que era tiempo de aceptar, de reactualizarme, de reaprender, de agradecer la persona que fui y dar la bienvenida a quien soy hoy.

Me enseñaste que la única responsable de mi vida era (y sigo siendo) YO.

Me desmontaste todos mis esquemas y tuve que empezar de cero…Y cuanto me costó!!!

Me costó aceptar que habías llegado para quedarte.

Aprendimos a comunicarnos, a escucharnos, a darnos tregua ( aunque a veces me lo sigues poniendo complicado!!).

Me enseñaste a cuidarme de verdad, a escuchar mis necesidades, a darme y pedir lo que necesito.

Hay días que me sigo enfadando contigo…entonces  paro y te vuelvo a escuchar. Vuelvo a conectar conmigo, con mi esencia, mi autenticidad, con quién realmente soy.

Dejo a un lado ese “lo que se espera de mí”, porque aunque parezca mentira, esa idea sigue apareciendo.

Te estoy agradecida, aunque a veces pienso que este “tomar conciencia” , esta reactualización, este aprendizaje, podría haber llegado de otra manera.Luego se me pasa y sé que era la manera en qué tenía que llegar.

Y aunque suene raro, y algunas personas no lo entenderán…Te doy las gracias FIBROMIALGIA…GRACIAS.

No nos olvidemos de mirar también la parte generativa, la parte sanadora, la parte constructiva de todo lo que aparece en nuestra VIDA.

Todo en NUESTRA VIDA, tiene parte creadora y limitante…TÚ decides qué parte seguir mirando!!!

Alicia Payá Sánchez